ICAA lanza el nuevo sello Es Cine Español que da protagonismo a los profesionales y quiere ser una garantía de calidad

Se ha presentado el nuevo sello "Es Cine Español", creado por el ICAA y que desde ahora acompañará a las obras cinematográficas de nuestro país receptoras de ayudas donde quiera que se exhiban, como marchamo de calidad. Se trata de una pieza de vídeo corto animado que rinde homenaje a los profesionales de la industria del cine y que deben insertar en los títulos de crédito iniciales aquellas películas que hayan recibido ayudas a la producción por parte del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales.

La obligatoriedad de la inclusión de este nuevo sello viene determinada por la Orden CUD/582/2020Enlace externo, se abre en ventana nueva, de 26 de junio, por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas previstas en el Capítulo III de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del CineEnlace externo, se abre en ventana nueva, y se determina la estructura del Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales y según su artículo 9 (Obligaciones generales de los beneficiarios), concretamente en su punto f) En las películas en las que la participación española sea mayoritaria, incluir antes de los títulos de crédito de cabecera el sello «Cine Español», conforme al modelo que figura en la página web del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales.

ICAA ha querido que este nuevo sello que va a acompañar a las películas españolas receptoras de ayudas públicas en su paso por las pantallas grandes y pequeñas del mundo se convirtiera en una breve muestra del talento de los creadores audiovisuales de nuestro país y ha encargado su creación y desarrollo al estudio de animación Mr. Klaus.

Una guionista escribe una escena mientras pájaros de origami (que representan su creatividad) salen de su cabeza y recorren la escena hasta la directora, un actor ensaya su papel, el técnico de sonido sujeta la jirafa, producción soporta y une con sus brazos a distintos miembros del equipo mientras su pelo en forma de humo envuelve todo y le da cohesión. Un cámara filma y la directora supervisa la escena desde su silla. Al otro lado un chico de maquillaje prepara a una de las actrices vestida con ropa de época, y un auxiliar de cámara espera con la claqueta a que todo comience. Mientras todo esto ocurre y los personajes encuentran su pose final encajando en un puzzle perfecto. Fundido a negro, aparece el sello y entonces sabemos que nos espera una película de cine español.

El sello se encargó al estudio de animación con sede en Madrid Mr. Klaus, que realizó un estudio e investigación sobre la historia del cine en España y la cartelería de la historia de esta disciplina artística desde sus orígenes, del que se obtuvieron las referencias visuales y el estudio de la gama de color a emplear.

Las ideas clave fueron la armonía entre los distintos miembros de un equipo de rodaje y cómo debe fluir todo para llevar una producción a buen puerto, para lo que se inspiraron en los carteles de Jazz donde se representa a los distintos miembros de la banda tocando al unísono para formar una pieza musical.

El estudio ha desarrollado un estilo propio para esta pieza, con un equilibrio entre la faceta artística de la profesión cinematográfica y la importancia de la narrativa (las historias que cuenta que cuenta el cine), con inspiración como ya se ha comentado en los carteles de jazz y usando la referencia en cuanto a estructuración del Cubismo, concretamente El Guernica, referente mundial del arte español en la edad moderna, y una obra única en la manera de transmitir varias acciones ocurriendo al unísono.

Para dotar a la imagen de calidez y cercanía al espectador se fusionó ese estilo cubista con las formas orgánicas y las combinaciones de rectas y ángulos suavizados del Art Decó, estilo que es un referente imprescindible de la Edad Dorada del Cine. Dado que el llamado séptimo arte tiene más de un siglo de historia, se ha evitado emplear colores de “moda” y se ha optado por una gama de colores azules con un carácter más intemporal. A esta gama se han añadido masas de blancos y negros puros, que representan la oscuridad de la sala y la luz cegadora del proyector. Dado que hoy en día una gran parte del cine se consume en los hogares a través de plataformas se ha evitado el recurso a las palomitas que se viene empleando de forma tradicional en el sector.

El sonido de la pieza consiste en una base rítmica a partir de los golpes de la máquina de escribir de un guionista, a la que se le han sumado gradualmente distintos sonidos de la producción, de forma que sin llegar a hacer música como tal se crea una composición con tintes de flamenco que aúna los distintos sonidos de un rodaje.

Profesional, dinámico, con raíces en la tradición musical, pictórica y narrativa española y universal: así es en definitiva el nuevo sello para el nuevo cine español.

See more